domingo, 7 de abril de 2013

Minotauro


Hoy toca una de mitología; y de minotauromaquia (que "palabros" raros que me invento.) A este pobre lo saque de un laberinto que ríete tu de Dédalo. El laberinto de los cajones de mi estudio, sip ahí también hay minotauros y vete tu a saber cuanto bicho perdido mas. Uno de estos días voy a perderme yo con ellos que seguro que se lo pasan teta. ¿La técnica?  Esta bue....digo lápiz y papel como toda la vida (¡caray, que lapsus!). Tiene un poquito de photoshop para limpiar el escaneo pero nada mas.
Se trata de un boceto que hice para ni me acuerdo, ni recuerdo poder acordarme y aunque recordara que recuerdo el recuerdo de estar cuerdo; ¡oye! creo que me acordaría ergo mis "laberintos" ganaron un nuevo habitante.

Cuenta la mitología que La esposa de Minos, Pasifae, hizo lo que no debía con el toro equivocado porque Minos encabronó a Poseidón queriendo tangarlo con el sacrificio, hay que decir que estos estaban acostumbrados a hacer lo que no debían todo el rato aunque en plan: "nosotros podemos, que para algo somos dioses y tu no", L´Oreal style vamos, y decidieron que se lo iban a pasar de vicio viendo la cara que se le quedaba al panolis de Minos viendo parir a su señora algo parecido a un cruce entre Hellboy y la Vaca que ríe. Estos griegos son unos cachondos y montan unas fiestas cojonudas pero tienen una mala castaña que no veas. Ademas ser politeísta molaba porque al final si la cosa se desmadraba, y con esta cuadrilla se desmadraba siempre, la culpa era de Baco.

La cornamenta en forma de lira es un detalle pretendido, pues el ganado de esa zona se caracteriza por poseer este tipo de cornamenta tan peculiar. Ese tipo de ganado no es para nada tan peludo pero como es una combinación decidí que le quedaba bien una pelambrera y una barba que realza su salvajismo y delata su abandono. Lo del cuerpo danone es licencia artística, por alguna extraña razón me da yu-yu pensar en un minotauro fondón.
Aunque con una dieta como la suya a base de helenos y helenas, 14 en total durante veinte y pico de años, que debieron pillarlos a los pobres resacosos a la salida de una bacanal tratando de dejar de ser vírgenes sin éxito, de madrugada, al día siguiente de cogerse un ciego por culpa de Baco. No seria de extrañar que el bicho estuviese cebado.

Habría que ver a los angelícos, medio mamados y con la vista desenfocada y la túnica enrollada en la cabeza, que se despiertan en un pasillo medio oscuro sobresaltados por un tremendo bramido, preguntándose donde coño están y lamentando esa ultima ánfora de vino peleón que se endiñaron.
A uno en concreto; la presencia de mas peña les llevan a pensar que anoche triunfó, aunque a saber a que le llamaría este triunfar, si se supone que todos eran vírgenes. El detalle de que son todo hombres, cosa que a los griegos no les importaba demasiado, le lleva a pensar que el vino era terrible, la merluza majestuosa y el propósito de apuntarse a ánforicos anónimos naciente y bien fundado. Después ve que también hay pibas y se relaja. La aparición del Minotauro solo sirve para blindar su firme propósito de abandonar el bebercio en cuanto averigüe como coño se sale de allí, que puñetas es ese bicho tan grande que los persigue cual San Fermín por la calle Estafeta, y con quien durmió anoche no vaya a ser que eso de atrás sea su marido como indica su cornamenta.
En ese momento y notando que la bestia sea lo que sea, les pisa terreno, decide rezar: "Atenea de mi vida, eres Helena como yo, por eso te quiero tanto y te rezo mogollón, y si no salgo de esta dile a Baco que es un cabrón".
Llega a la esquina y raudo tuerce y se esconde en un recoveco de entrada angosta, mala suerte, el escondite parece bueno y se halla solo en el, pero no es al único que se le ocurrió lo mismo tratando de escapar como delatan los esqueletos repartidos por el lugar o hacinados contra la pared, probablemente perecieron de inanición al no atreverse a salir de allí por miedo a morir devorados. Irónico.
Decide esperar que se le pase la melopea, entonces le echará huevos al asunto y buscará una salida. A las dos horas o así, henchido de valor y con ese pensamiento en la mente sale del escondite, pero tropieza con algo y besa el suelo. "¿Quien sera el gracioso que habrá dejado ese hilo tensado delante de la puerta? que graciosillo el niño, o la niña". Se pilla un rebote por su cuenta y decide seguir el hilo para ver si coge al gracioso que lo va a felicitar con los cinco dedos en pleno rostro.
Del minotauro ni los pelos de la cola, sigue hilo, sigue hilo, sigue hilo, y...."¿joer, esto que porras es ahora?" el hilo se mete por la pared para adentro. Se detiene a darle vuelta al asunto y se olvida de el sitio en el que está. Aparece el minotauro, "¡Joer macho; me cago en el puto Baco y en Poseidón por crear a las putas vacas de los cojones! ¿Atenea mi niña, ese milagro viene o qué?" El bicho se le queda mirando, el busca algo para defenderse o esconderse, sin darse cuenta se metió en un callejón sin salida. a su lado un esqueleto tiene una capa roja. Lo apaña y le da dos pases de verónica, y unas manoletinas que quitan er sentio. una brisa, estremece unos trozos de tela blanca en unos esqueletos que parecen celebrar la maniobra.
En esto aparece por allí un tío pecho lata pertrechado para la batalla, con coraza y todo, parece querer afrontar a la bestia pero nuestro heleno anónimo lo detiene al grito de "¡DEJARME SOLO COHONES!", por detrás aparece otro que parece salido de un vericueto escondido de aquel laberinto. Parece sorprendido al ver tanto mundo allí congregado.
La faena prosigue, y esta imbuida de tanto virtuosismo que el pecholata no hace mas que dar aspavientos con la espada en la mano para terror del otro que se encuentra a su lado. Er niño de Atenas,  se planta en los medios y lo incita con bravura, el toro humilla pero no pierde nobleza, entra al trapo con sencillez y sin aspavientos, el de Atenas da un pase y se planta frente a la bestia sin mostrar miedo, el pecho-lata hace un molinete con la espada aberronchando oles y el otro grita "¡LA OREJA, LA OREJA!", otro lance majestuoso del de Atenas, otro mandoble del pecholata y el poca-cosa grita "!JOOOODER, LAS DOS OREJAS, LAS DOOOOOOOOS!".

Poco a poco, empieza a salir mundo de no se sabe ni cuantos escondites, la gente de los alrededores se aglomera, se crea expectación, y ya todos aclaman cada figura del maestro, que esta dando todo un recital de gallardía y arte con el capote. Al poco todo el mundo corea los oles, y el de Atenas brinda el toro a los presentes, Pecho-lata le pasa la espada, y el de Atenas entra a matar, se hace el silencio en el coso, el noble bruto patalea el suelo, el niño lo incita, Asterión, que así se llama el minotauro, acomete cornigacho ofreciendo el lomo y en ese momento y de una estocada certera el de Atenas entra al descabello y acomete con la espada introduciendola hasta la empuñadura en todo lo alto. El coso se vuelve loco y celebra la faena al grito a coro de "EL RABOOOOOO, QUE LE DEN EL RABOOOO", en ese mismo instante poca-cosa se desmalla.
El niño de Atenas se acerca al pecho-lata y le dice: "Pisha, muchas gracias por le espada. ¿Tu como te llamas mi arma?" y este contesta gritando para hacerse oír "TESEO, TESEOO". De improviso un grupo lo coge y lo levanta, ante tanto desorden los soldados abren las puertas del laberinto y la marabunta saca al niño de Atenas a hombros por la puerta grande aclamandolo por lo que creen es su nombre. "¡TESEO, TESEO!". El maestro se fija y ve a una chica recogiendo un hilo, y le dice "NIÑA, ¿TU ERES LA QUE A DEJADO EL CORDEL ESE AHI TIRADO? ¡QUE ARGUIEN ME LA SUBA QUE DESPUÉS LE VIA A DECÍ CUATRO RAZONES POR LAS QUE ESAS COSAS NO SE DEJAN POR AHÍ TIRADAS!" El gentío se aleja mientras siguen aclamando al torero para sorpresa de los soldados ante las puertas. en el coso solo queda, el pecho-lata que se quedo sin novia mientras volvía a recoger la espada, el poca-cosa aun sin sentido tendido en el suelo sin orejas, y la cuadrilla de muleros recogiendo el cuerpo sin vida, y sin cola, de Asterión.
Minos mira para Pasifae y esta le responde "me parece que como esta vez no te lo montes con la yegua ...."
- "¿Chacha y que quieres que me vaya de putas al establo?
- "Por mi, como si te vas de juez al infierno. Ya me lo dijo mi madre, Este va a salir igual de putero que su padre, que razón tenia......"
- "Mira quien fue a hablar....."


Y hasta aquí esta ida de hoya improvisada. Espero que os haya gustado.


No hay comentarios: