jueves, 23 de agosto de 2012

...38...

Ayer; 22 de agosto de 2012, cumplí 38 años. Y me han llegado llenos de serenidad y sabiduría, literalmente. Creo que voy a marcar esta fecha con una piedra blanca. Me exigiré mas a mi mismo y espero poco de los demás, (poco en lugar de nada porque sin ilusión nada tiene sentido) esto ultimo me ha funcionado especialmente bien porque todo cuanto por y para mi ha sido hecho se ha constituido en una autentica sorpresa llena de enormes esperanzas.
En este enlace que os pongo abajo,  

                http://www.canariasahora.es/opinion/8275/ 

Cartel de Phantacom para la Biblioteca Insular de las Palmas
mi gran amigo Eduardo Serradilla, en su segunda entrega hace balance de un acontecimiento de hace unos 10 años llamado Phantacom, gracias a ese evento llevamos tanto colaborando juntos. Siempre pensé que solo hice un dibujillo para el cartel y un poco de tramoya. El tiempo que, como el propio Eduardo dice "...lo pone todo en su sitio", me ha demostrado que hice bastante mas. 
Eso sin contar lo mucho que he aprendido trabajando a su lado. Hasta que tiempo después llegué a tomar su relevo, debo decir que no soy él, no tengo su mano, sus formas, su simpatía, ni sus mañas. Pero sin duda lo que aprendí, lo aprendí con y de él. No recuerdo ya ni las veces que me ha hecho de hermano mayor. (continua abajo)
Borrador definitivo del cuerpo del cartel de Phantacom.

De su mano he recibido (por enésima vez) uno de los regalos mas bonitos que me han hecho en mucho tiempo. Uno de esos que marcan la diferencia entre gente que se preocupa por ti y gente que no. Uno de esos regalos que te recuerdan lo que de verdad importa y ya de paso, con la ayuda del recuerdo, quien, como y que eres. El resto no importa.
En el enlace podéis leer el texto integral pero aquí os pongo un extracto del mismo dedicado a mi persona y del que me hago eco por razones arriba expuestas.

" ...Para el final dejo a quienes más pusieron de su parte, sobrepasando, con mucho, lo que significa el verbo ayudar. Una de esas personas fue Juan Pedro Rodríguez Marrero, compañero en mis batallas, trabajador incansable, persona seria, leal, profesional y capaz de olvidarse de su misma salud con tal de llevar a buen puerto un proyecto. Su entrega y dedicación fue total y, sin él, nunca se hubieran podido montar las exposiciones, organizar los talleres, ni haberme marchado al Salón Internacional de Cómic de Sta. Cruz de Tenerife.
La única pega que se me ocurre es que, por culpa de su carácter -enemigo de cualquier protagonismo- fueron pocos los que repararon en su ENORME aportación y en sus cualidades como organizador y profesional. Por fortuna, la celebración del Gran Canaria Comicfest 2012, ha servido para poner las cosas en su sitio y dejar, bien claro, sus cualidades, sus tremendas virtudes como profesional y su talante serio, conciliador y carente de artificio, y la banalidad de quienes aun presumen de ser los adalides y defensores del noveno arte en Canarias.
Ojalá hubiera más profesionales como Juan Pedro Rodríguez Marrero y menos “pavos reales” sueltos en el mundo del fandom. Si así fuera, las cosas serían bien distintas..... "

Siempre queda muy feo tener que hablar bien de si mismo, por fortuna yo no preciso de tal artimaña, mis actos hablan por mi mejor que mi boca y tengo testigos de ellos. Y hablo de actos porque los años me han hecho apilar unos cuantos y digo "testigos" porque, aunque firma uno, los que opinan son dos, binomio perfecto donde los halla, mis queridos E&E. Se que nunca me fallarán, solo espero tampoco yo fallarles a ellos ni a ninguno de los otros testigos. Y digo testigos cuando quiero decir amigos y digo amigos por no poder decir hermanos. 

Sin dudarlo este 22 de agosto fue un muy buen día, sin fiestas, sin malos rollos, sin artificios, sin hipocresía. Por primera vez en mucho tiempo me sentí querido. Un día de los que marcan a fuego un punto de inflexión en el transcurso de las cosas. de vez en vez conviene lustrar la opinión que de ti mismo tienes y nada da tanto lustre como una vida honrada de amor y dedicación a tu trabajo y a las personas que están a tu lado, en lo bueno y en lo malo, sobretodo en lo malo. 

No diré más.


2 comentarios:

Eduardo dijo...

Antes que nada ¡Muchas felicidades! 38 es un buen número. Y en cuanto a lo que de ti escribe el amigo Eduardo, solo puedo estar absolutamente de acuerdo. Hablo con conocimiento de causa. En los años que trabajamos juntos en el Salón del comic de Santa Cruz de Tenerife no conocí a nadie que lo hiciese de forma más entregada, seria y profesional, echándole todo el esfuerzo y horas del mundo a cambio de muy poco. Tampoco he conocido a nadie con un talento tan especial para tratar con los niños a los que daba clase en los cursos de comic que se impartían. Algo que envidio especialmente.
Un abrazo JP

JP dijo...

Caray, pues gracias, no puedo decir mas salvo que muchísima suerte con tu nominación.