viernes, 9 de marzo de 2012

VALOR

"No hace falta valor para apretar un gatillo, pero si para madrugar cada día y vivir de tu trabajo."
Una historia del Bronx


Se que ya había puesto esta imagen antes. Es de una historia que hice hace tiempo titulada, "Se llamaba Scot", contaba la absurda muerte de un muchacho para robarle unas zapatillas. 

Anoche salí al parque a pasear con el perro, solo con uno porque el otro ya había salido y no quería demorarme mucho. eran las 3 de la noche, me entretuve terminando labor pendiente, y me quería acostar ya. Ya he comentado que me gusta mucho pasear de madrugada por el parque, suelo tenerlo solo para mi y nadie te molesta con que si su perra esta en celo o que el suyo no es sociable o la señora que te dice que lo amarres porque ella les tiene mucho miedo pero nunca te lo dirá así sino que te lo gritará a la cara de malos modos o llegara  hasta el arbusto mas cercano y llamará a la policía para denunciarte y multitud de chorradas por el estilo que ya me han pasado antes y de las que paso. Además es el momento en el que no escucho el ruido de la estupidez reinante en nuestra sociedad sino el de la vida, la de verdad. En el parque hay por supuesto plantas pero también, erizos, alguna que otra rata, cernícalos, búhos, gatos, etc. Rebosa vida. También aprovecho para hacer deporte porque los aparatos de gimnasia están vacíos y no hay que esperar. Podría decirse que adoro a las personas pero odio a la gente.
Volviendo al relato, cuando voy por medio parque noto algo harto inusual a esas horas, un tipo que me mosqueo a primera vista. metro ochenta, complexión delgada, vestía un chándal negro y llevaba una braga subida hasta la nariz y un gorro de lana, calzaba unas playeras del 46 mas o menos. ¿como se todo eso? primero porque observo y luego porque analizo, era un poco mas alto que yo, yo mido 1,77 m ergo el podria fácilmente llegar al metro ochenta. y yo calzo un 46 y cuesta conseguirlo mayor, ergo calculo que era eso lo que llevaba. Caminaba como los coyotes cuando acechan, como si derivase al azar pero con un notable rumbo fijo hacia lo único que transitaba por allí a esa hora, que por supuesto era yo. Me dejó pasar, examino al perro, que es un cocker bastante chiquitín y nada peleón aunque si ruidoso, (lamenté no haber llevado a Niko que es medio presa canario y se las gasta peor de genio) le vi coger una rama que partió de un arbusto y se escondió en la manga, luego de resbalarse en el picón del parterre y casi abrirse la cabeza con el borde, lo veo que cambia de rumbo y va detrás de mi cada vez mas cerca, no me mola la gente que te viene por detrás, tengo mi paranoia personal al respecto, así que quise confirmarlo sobre la marcha, llegue a un punto donde el camino se bifurca, uno es el camino principal por donde va todo el mundo si quiere seguir su camino, el otro es como una senda secreta que se pierde tras los arbustos, tomé esa esperando que el tipo cambiase de rumbo, no lo hizo y cada vez estaba mas cerca, cogí el ramal del perro con la derecha, metí la mano por la empuñadura de cuero y apreté la cadena dentro de la palma para cargar el puño o soltarla y que se convirtiera en un látigo o una suerte de mayal aprovechando el enganche de la punta. de improviso me giré como para comprobar que el perro me seguía, y confirmo que casi lo tenia encima, se sobresaltó visiblemente al no esperar que me girase de improviso.  me le quede mirando al verle hacer algo raro como para situarse tras de mí. No me cabía duda, este tipo no era trigo limpio. Disimuló como si buscase algo por el suelo y me pregunto la hora argumentando que había perdido el móvil por el parque. No se me escapó que era mentira, Me preparé sabiendo que venia lo chungo, hice ademan de seguir mi camino y de nuevo detrás mio, ralentizó el paso, calmó el gesto y me dijo "espera amigo, tu y yo tenemos que hablar" y trató de agarrarme la cabeza y pasarme el brazo por el cuello. Agache la cabeza, lo agarre por el hombro y el antebrazo a la altura de mitad del triceps y le hice un barrido con el pie derecho que lo hizo caer al suelo, una vez ahí, solté la cadena y recibió dos cadenazos en el rostro que a pesar de llevarlo cubierto hoy le deben de estar escardando. Luego recibió una sinfonía de directos al rostro que le habrán cambiado la aerodinámica de modo radical, fue todo un detalle por su parte ir con el rostro cubierto, se dañan menos los nudillos. En un desliz mio, se me escabullo como una rata y apretó a correr como si el diablo estuviera a sus talones mientras yo le espetaba enfurecido, "¡VUELVE AQUÍ MAMÓN QUE TE REVIENTO LA CARA!. ¡YA SABIA YO A LO QUE TU VENIAS!" - él - "Otro día te cojo maricona, que eres muy valiente con una cadena, espérame que voy a mi casa y traigo la navaja" - respuesta - " ¿Me vas a pegar? ¿TU Y QUE EJERCITO? ¿LO VAS A HACER ANTES O DESPUÉS DE DEJAR DE CORRER? PORQUE YO SIGO AQUÍ Y NO ME HE MOVIDO, VUELVE HOMBRE QUE ME GUSTA COMO SANGRAS. GILIPOLLAS, ¿NO VES QUE TE DUPLICO EN CORPULENCIA? ADEMAS SOLO LLEVO LAS LLAVES IMBÉCIL, ¿QUE TE CREÍAS QUE LLEVA UNA PERSONA SOLA A LAS 3 DE LA MAÑANA? SUBNORMAL, TARADO." Esto último fue mas bien para desfogarme yo, porque el ya estaba lejos y no me podía oír. Nunca vi a nadie correr tanto de mí. El último que intento atracarme acabo con la pierna astillada con el hueso por fuera. no pudo correr. 
Os lo creáis o no, no temo que me ataquen, temo que yo me defienda, no siempre freno. En el colegio era 2 o 3 años menor que mis compañeros de clase,  Fui el saco de los golpes de todos los abusones durante años, hasta que crecí y aprendí a defenderme, no empiezo nunca las peleas pero ¡demonios! se como terminarlas. Me obsesioné bastante con la corpulencia, con ser mas fuerte, acabe practicando altero filia (levantamiento de peso) no culturismo, los culturista son todo apariencia y no tienen fuelle, acaban todos cardíacos, (si, Arnold también). quería fuerza no apariencia. Pero ¿que es de la potencia sin freno? desastre os lo aseguro, es una linea que no quiero traspasar o me convertiré en lo que odio. Otro abusón, no gracias, ya me sobran los problemas personales sin eso.
¿Porqué no denuncié? Pues primero porque no tenia un poli cerca, de los que te joden si el perro va suelto pero que no ves a la hora de la verdad. y segundo porque por experiencias anteriores y relatos de otros se que TACHAN TACHAN, para denunciar a alguien debes conocer al ínclito. Os juro que es cierto por surrealista que suene. Así que dejaos atracar, le pagáis unas cañas al tipo y luego le preguntáis donde vive que es para poder solucionar lo de la denuncia. Que os dé los papeles de alta en funciones delictivas compulsadas y con el sello del registro anual al día, si no, no puede atracarte y estaría cometiendo un delito de intrusismo laboral, algo injusto para con sus esforzados compañeros de profesión.
Ridículo. 
Doy gracias al cielo, porque valor es lo que me sobra. Si sois lectores de mi blog sabréis que adoro a los dragones y que una de mis películas favoritas es DRAGONHEART. En una de mis contraventanas tengo colgado El CÓDIGO DEL HONOR que se citaba en ese film y que por supuesto me sé de memoria. 

Un caballero debe ser valeroso

Lo soy, no me achanto fácil, mis amigos lo saben, aunque me falla un poco en cuestiones mas personales pero siempre está ahí. He consagrado mi vida a ser valiente y a echar para adelante, aunque no tenga sentido, simplemente no se vivir de otro modo. Por supuesto que hay muchas cosas que me dan miedo, pero el valor no va de no tener miedo, va de tenerlo y saber afrontarlo. De momento saldré mas pronto porque mi madre se puso cardíaca cuando se enteró y no es plan preocuparla y que me machaque todo el día con lo inconsciente que soy. Pero Volveré al parque de noche, otra noche. Si no estaré cediendo al miedo y yo no hago eso. ¿Masoquista? ¿quien de los dos?

Su corazón solo conoce la virtud

Bueno; confieso que estoy lejos de ser un santo, pero no soy mal tipo, de vez en cuando hasta logro que la gente se ría conmigo, y me esté agradecida. A veces soy bastante cabroncete, pero en general soy majo. y siempre se puede confiar en mi. Por desgracia deberéis hacer la prueba para confirmar esto.

Su espada defiende a los desvalidos

Tengo muchos tipos de espadas a mi disposición; y no me refiero a armas blancas, Mi blog es una, mi opinión sobre esto o aquello es otra, mis cómics son otra espada. Y si fuese menester mi elocuencia o mis puños. Todo para defender al que sea, de la horda abusona. Todo para demostrar que mi espada es mi valor y a los chungos que no se pueden salir con la suya, que nadie caerá, no durante mi guardia, no si yo estoy allí y lo veo.

Su fuerza sostiene a los débiles.

Mis amigos saben que siempre pueden contar conmigo y los que no aprenderán a apreciarme si me dan ocasión. No soy quien para decirlo, pero no suelo defraudar. 

Su palabra solo dice la verdad

Me suelto alguna pirula como todo el mundo, pero a la hora de la verdad, nunca bromeo y jamás miento con aquello a lo que me comprometo, si digo que hago algo, lo hago. Mi capacidad y mi palabra es todo lo que poseo y sin ellos no soy nada. Mi palabra es sagrada de necesidad o yo no seria quien soy. Soy consciente de que a algunos les estorbo justo por eso pero precisamente por eso me he ganado el respeto de otros, porque procuro siempre honrar mi palabra, en ese punto estoy chapado a la antigua y me mantengo inflexible. a veces soy un poco fanfarrón, para impresionar o para llamar la atención, pero no cuento nada que no sea capaz de hacer o haya hecho. 

Su ira aniquila al malvado.

Esto último mejor se lo preguntáis al de anoche, y de paso que os diga donde vive y como se llama que si no, no podemos solucionar el tema de la denuncia. 


"Se llamaba Scot" es obra de Juan Pedro Rodriguez Marrero (c) 2012

2 comentarios:

Eduardo dijo...

Joer, Juan Pedro. Que mal rollo. Al menos al coyote, el susto no le salió gratis.

JP dijo...

¡BU!