martes, 1 de noviembre de 2011

Cruce de caminos

Para mi la música es importantísima, tanto en el proceso creativo como en la  realización de una lámina. Saca de mi lo mejor, un buen solo de guitarra, bien tocado me emociona como pocas cosas lo hacen. Pero tampoco soy inmune a una armónica, un saxofón o un piano. Todo el que me conoce un poco sabe que tengo predilección por el Rock en casi todas sus vertientes, especialmente el heavy, pero pocos saben que mi pieza musical favorita es LA FLAUTA MÁGICA, ya ven; poco o nada que ver con el rock. Soy aficionado a una gran cantidad de estilos musicales que, por supuesto, no incluyen el reggeton. Aunque eso se presupone porque hablamos de música. 
Volviendo al tema, otro de mis estilos favoritos es el blues, no solo por la intensidad con la que los buenos blues men expresan sus sentimientos, cuando son capaces de hacer que sus guitarras nos hablen. Además esta rodeada del folclore de los pantanos de los estados   sureños de donde procedían la mayoría de ellos.







El viejo John Lee Hooker con quien comparto dia de cumpleaños. El 22 de agosto.




Robert Johnson una leyenda conocido como "El Rey del Delta", nos contaba lo que pasaba en la encrucijada en su tema CROSSROADS
Cuenta una conocida leyenda que Robert Johnson vendió su alma al diablo en el cruce de la autopista 61 con la 49 en Clarksdale (Misisipi), a cambio de interpretar el blues mejor que nadie. Lo hiciera de ese modo o no, es considerado el 5º mejor guitarrista de todos los tiempos y el que mas a influenciado a muchos rockeros de hoy en día. 

En este enlace podreis escuchar una versió del mismo tema interpretado por Eric Clapton.
Crossroads es una versión de Cross Road Blues, un tema compuesto por Robert Johnson el año 1937. Eric Clapton adaptó el tema de Robert Johnson para ser tocado con su banda Cream. El tema fue tocado en un concierto que la banda ofreció en Winterland Ballroom, en San Francisco; y añadido en el disco live de su doble álbum Wheels Of Fire, publicado en 1969. La revista Rolling Stone la situó en el número 409 en su lista Las 500 mejores canciones de todos los tiempos. El solo de guitarra tocado por Eric Clapton está considerado uno de los mejores de la historia, como lo prueba su puesto número 10 en la lista Los 100 mejores solos de guitarra por Guitar World.


En este otro tema de Robert Johnson, "Me and the devil blues" se relata como el diablo reclama su deuda. También este tema fue versionado por Eric Clapton.



Por último un extracto de la pelicula "Cruce de Caminos" La película esta inspirada en la leyenda de Robert Johnson, el inspirador músico de Blues. La película está protagonizada por Ralph Macchio, (mas conocido por dar cera, pulir cera) que al final del filme se bate en un duelo de guitarras con Steve Vai, quien escribió todo el duelo y quién realmente toco las partes de Ralph Macchio.






Cuentan los viejos del lugar, que para poder triunfar como Bluesman, debías dirigirte a un cruce de caminos en donde hubiese un árbol muerto a su izquierda, y allí encontrarás al demonio, trajeado de negro, pactarás con él, y solo a cambio de tu alma lograras ser lo suficientemente bueno como musico, rico y famoso. A partir de ese día tu alma estará en tu guitarra, por eso un Bluesman no se separaba nunca de ella ni aceptaba tocar con otra.  
Por supuesto, son leyendas, y conozco su explicación, pero nunca me ha gustado romper los hechizos ni ese cierto aura de romanticismo triste que las envuelve. Los Bluesmen, literalmente "los hombres tristes"  por la pena que se supone cantaban y arrastraban, tenían vidas ciertamente extrañas que reforzaban lo que de ellos se rumoreaba. Salían del Delta del Missisippi, con las manos en los bolsillos y el traje de los domingos, en ocasiones sin ni siquiera una guitarra, y regresaban trajeados, ricos y famosos, supuestamente tras haber sellado su pacto, pero en cuanto eso pasaba todo parecía irse, literalmente, al infierno. No solían estar casados o conocer el amor y si sucedía no duraba demasiado, acaecía una desgracia o llevaban vidas infelices y de muerte temprana, según la leyenda por que no podían entregar su alma a nadie, esta no les pertenecía y la necesitaban para tocar hasta que tuvieran que entregarla.
Me encanta toda esa parafernalia mística, la versión real es mucho mas sosa y triste. Basándome en la versión naïf, realice la lamina que os muestro hoy. Tiene  mucho de simbólico, de personal y de reflexivo. También aparecen en ella otros símbolos que pertenecen a otras mitologías. 
El camino es nuestra vida, recto si se quiere y en ocasiones torcido y enrevesado a mas no poder pero siempre plagado de baches, piedras, charcos y socabones. El polvo del camino nos dificulta la visión y nos oscurece y enturbia la moral. No siempre podemos guarecernos de la lluvia y no siempre iremos a la sombra. El camino es duro. Por ello nunca debemos perder nuestro norte, representado por la estrella polar. Puedes tomar el camino que quieras siempre que no pierdas el norte, so pena de acabar irremediablemente perdido.
Según muchas de las tribus nativas de América del norte, el creador del mundo era un ser tramposo, a imagen del Nórdico dios Loki, uno de sus muchos disfraces era de grajo, por parecerse al cuervo de reputación mas benévola. De ese modo representaban a un mentiroso, que podía embaucarte y llevarte por el camino erróneo. Por eso esta en el cruce de camino sobre la señal. Bajo él, un circulo de hongos o de hadas. Posee diferentes interpretaciones según la zona europea de la que provenga, unos dicen que es la entrada al reino de la Reina Maebe, conduce al reino de la magia. otros que a un banquete de duendes, hadas o elfos, de brujas o que es obra de los paseos del demonio mientras bate su mantequilla. Pero todas las versiones coinciden en que nunca, bajo ningún pretexto se debe pisar un circulo de hadas y los animales no deben comer de esa hierba.
La lejana silueta del oso representa los peligros que nos acechan fuera del camino. Nunca hay que salir de la senda. 
Y por último, como en los cantares de gesta, a la siniestra del camino, a la izquierda, junto al árbol muerto, nos espera el diablo preparado para hacer un pacto, sabedor de que nos queda mucho por andar y ya estamos muy sucios y cansados, el representa el camino fácil y rápido a cambio de un pago, pero también representa a otro tipo de embaucador, mucho peor que el grajo. Tal vez nos confunda o no lo necesite, pero siempre sera él el único que salga ganando. Dará la impresión de estar por encima de nosotros y ser muy superior. Pero si ello es cierto ¿por que acecha caminantes en la encrucijada?. Nuestras vidas le son indiferentes y ridículamente cortas, solo posee el poder que le concedamos, quitándoselo a nuestras esforzadas piernas que son las únicas que nos llevarán a destino seguro aunque de modo mas lento y esforzado.
En cualquier caso todos elegiremos en algún momento hacia donde dirigirnos, como recorremos el camino y con quien tratamos. Todos llegaremos en algún momento de nuestras vidas, a un cruce de caminos.

Algunos datos y archivos han sido extraidos de Wikipedia y Youtube para su difusión y sin animo de lucro.

No hay comentarios: