viernes, 7 de octubre de 2011

De princesas, príncipes y sapos.


Lo que voy a poner hoy aquí es uno de los trabajos mas bonitos que he tenido el gusto de hacer, ni de lejos el mejor, pero si que me gustó hacerlo. Aunque también fue uno de los mas estresantes, unas 15 ilustraciones mas las pruebas desechadas en tan solo una semana, acabe reclutando ayuda entre mi familia y sus ordenadores de modo que mi casa acabo funcionando como un estudio, yo dibujaba y entintaba mientras mis hermanas recogían las láminas y las escaneaban, hecho esto se almacenaban para posteriormente ser maquetadas. No seria una gran hazaña si no fuese porque no recuerdo haberme pegado semejante paliza en ningún trabajo anterior a este. 
Por razones de privacidad no puedo decir su titulo ni difundir sus pormenores , tan solo hablaré de mi trabajo y lo que sentí, así como alguna anécdota al respecto.
 El cuento no era original pero la idea si, Tenia a su princesa, una que buscaba principe, y se montó un casting (cuanto daño ha hecho Operación Triunfo) Por el desfilaron todo tipo de bichos reales, nunca mejor expresado, A la derecha puede verse la primera versión que realice, posteriormente rechazada por "muy de cómic",  el cliente manda, pero a mi me sigue gustando mas porque sintetizaba los tópicos que nada tienen que ver con el amor, snobismo, poder, soberbia, avaricia, inmadurez, tontería, intereses egoístas y fealdad mas bien interna y de diferentes clases, Toda una hoguera de las vanidades. No faltaba el guaperas famoso, el soberbio que se piensa un regalo del cielo y te hace un favor, el feo pero poderoso, y el desfile se sapos y ranas en apuros con un interés mas bien personal y sin mucha previsión de futuro compartido. A la derecha la versión final.


Por supuesto teníamos un principe, con enchufe. como dato curioso diré que se me solicitó que esta ilustración fuera tipo caricatura, el resultado convenció a todos empezando por mi y terminando por el cliente. Una de mis hermanas cuando la vio lo primero que dijo es "¿Por que el príncipe ha matado a Alf?" Ciertamente mi subconsciente me la jugó pues es cierto que el monstruito se da un aire en el hocico al mentado alien. Pero que conste que Alf me mola, yo también queria tener ocho estómagos, al final tengo uno con capacidad equivalente y me he comido mas de un gato, verídico, sabe a conejo y solo se nota por los huesecillos. Los de uno son redondos y los de otro planos. Otro día os cuento a que sabe la giba de dromedario. (Bocatto di Cardinale,)
- "Alf ¿has visto al gato?" 
-"¿antes o después?" 
-" después "
-"No, pero si no aparece, NO-FUI-YO"
Me encanta Alf. 
 Y claro luego ya se sabe, un baile, un beso un mimo, y ya la tenemos liada. No se porque pero no me imagino una corte real, ni ninguna aglomeración de gente sin sus mínimo, dos cotillas de turno destripando a la pareja. Pero cuando el río suena agua trae. Esa es la mejor manera de atestiguar que las cosas funcionan. ¡Ponga dos cotillas en su vida! Los fans los tiene cualquiera, los chismosos/sas solo los mejores.
Yo ya tengo los mios ¿y tu?
 Pero claro, ser príncipe es lo que tiene , 
-"¡Macho que te vengas pal reino que tenemos un marrón!" 
y como resulta que la princesa se ha ido a buscar a un príncipe que vive donde Mahoma perdió una babucha, venga a llorar y echar de menos y lamentarse y como el correo va como va y mientras matas cosas no escribes cartas pues eso que el tiempo pasa y el que espera desespera, es lo malo del carteo, la correspondencia parece que no llegue nunca y aunque lo comprendas el ansia sigue ahí haciendo de las suyas. Lo de los príncipes que viven muy muy lejos parece ser la mejor forma de asegurar las relaciones reales, todavía no se sabe de una que acabara sin su felices para siempre. Dicho así da un poco de grima, con lo que molan los tira y afloja, esa es la sal de la vida. aunque claro no todo el rato, entre col y col lechuga y a nadie le amarga un arrumaco amancebado pero de vez en cuando es hasta terapéutico. 
Claro, faltaba la bruja, la que no ha aprendido que hay mas animales aparte de las ranas para transformar a príncipes bobos. La que no se ha enterado que las orugas le darían mejor resultado a la hora de hacer una maldad.  Y su secuaz al lado.  
El final vais a tener que imaginároslo pero acaba en boda. No me es posible poner mas laminas.
Me gusto mucho este trabajo y con mas tiempo lo hubiese hecho muchísimo mejor, cosa que se me quedó atragantada. me hubiese gustado hacerlo a color y con mas detalle. También me hubiese gustado mostrar mas pero hasta aquí llegan mis libertades ya pactadas. como ya dije antes , el que paga manda. 

No he tenido muchas ocasiones de hacer ilustraciones para cuentos pero las veces que las he realizado me lo he pasado en grande, Como dice Edu S. se me dan mejor las portadas que los interiores. Pero como da la casualidad de que las ilustraciones de cuentos son como portadas, ¡BARRA LIBRE! Por eso me gustan las ilustraciones de cuentos. Ya puestos si hay algún literato necesitado por ahí que me llame, eso si, con tiempo para poder recrearme. en la pagina está la direccion de correo, o que deje un comentario y una dirección y yo lo llamo.
Y para el resto tan solo esperar que os guste y que viváis felices por siempre jamas, o como os de la gana y mas a gusto os encontréis.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buenas las ilustraciones. Todavía recuerdo los "pormenores",de la realización...

Antonio Santana Calero

JP dijo...

Gracias pero no se a que te refieres y tu TAMPOCO. (Guiño, guiño)

Penelope dijo...

Muy buenas las ilustraciones y genial tu narración!! de lo más divertida!! Enhorabuena! Sin duda, valió la pena el caos de la realización!

JP dijo...

Gracias Penelope; si que mereció el esfuerzo; tan solo lamento no haber realizado un mejor trabajo como era mi intención, cosas de las fechas de entrega. Con mas detalle y color dado a mano hubiese quedado espectacular. En fin; otra vez será.

Pepe Chus dijo...

Muy impresionante, es genial y el texto muy ameno, ¡que de recuerdos de Alf! Felicidades