viernes, 30 de septiembre de 2011

Lazing on a sunday afternoon

Hace ya, si no me equivoco, unos 2 años, por verano. Una tarde de Domingo que quedó y quedará marcada a fuego en mi memoria estábamos tan ricamente en el parque que está bajo mi casa, el que se puede ver en la foto, mi hermana Mayte, nuestros perros Niko y Uther (el puntito negro que se ve al fondo en el parterre), el pequeño Chihuahua rubio de pelo largo que responde al nombre de Lenon, y su dueño, Jose. 
El titulo de este post es el mismo que el de la foto y el de la lamina que realice después y ya alguien habrá reconocido el titulo de un tema de Queen. Dada la cantidad de semblanzas que halle se me antojo el titulo adecuado ademas de ser un tema muy divertido que ejercía de banda sonora en mi cabeza a tan idílica jornada. El día era precioso, el parque rebosaba de vida, los perros correteaban jugando por doquier, y entre los que estábamos alli había un distendido ambiente de amistad y alegría sin preocuparnos de mas nada que el presente que yo deje plasmado en una foto que saqué con el móvil. No sabia entonces las repercusiones que esta foto traería a mi vida.


Tan feliz me sentí ese día que decidí realizar la lamina que esta debajo, y le regalé el original tras escanearlo a Jose, por que era un buen amigo y yo solo se expresarme dibujando. Lo que me motiva hace que de siempre lo mejor de mi. 


Cada vez que la veo una sonrisa alegre ilumina mi semblante, me acuerdo de aquella tarde y de lo bien que lo pasamos todos, hasta la boda de Elena y Eduardo no había vuelto a pasar una tarde como aquella.
En mi vida no se cuantos momentos así me quedará por vivir. En la de Jose esos momentos se terminaron. Hace poco la vida de Jose se apagó. tuvo una vida maravillosa que conocí poco y una muerte prematura y absurda. Pero en mi memoria siempre lo recordaré como en aquella tarde en la que solo importaba el aquí y el ahora. De todas formas a el no le gustaría que estuviera triste, siempre fue un espíritu libre, con un carácter maravilloso y una sonrisa encantadora y contagiosa que lograba que tu también sonrieras de pura felicidad. Lo turbio, lo oscuro, los malos rollos se los apartaba de encima con una mano. Así era Jose.

Adiós amigo. 

3 comentarios:

Eduardo dijo...

Joer, amigo. Bien que lo siento. Un abrazo.
Muy bonita entrada.

Tony dijo...

Muy bonito el homenaje y fenomal la lámina. Un diez para ti JP

JP dijo...

Gracias. Otro abrazo para ti.