jueves, 18 de agosto de 2011

Cambios, cambios, cambios.


Pues eso que ya tocaba, el otro icono estaba ya bastante manido y no me gustaba porque no es de mi estilo habitual. Este lleva un par de semanas hecho pero no lo había coloreado. Tengo trabajo acumulado (¿yo? que raro) y he estado demasiado abstraído en cualquier cosa que no fuera el trabajo, desde combates dialecticos, a la cría del Pokemon (Ya me han puesto 3 huevos dos pichus y un charmander, ¡mas monos!). Debe ser que se acerca mi cumple tacos, cosa que me encanta, siempre he sostenido que la edad es un estado mental pero el lunes que viene ya vamos para 37 y no puedo evitar hacer baremo y notar que no se están cumpliendo los plazos de lo que estaba planeado, supongo que como a casi nadie. Y ese molesto rum rum que repite en tu cabeza “¡te lo dije!” la cacofonía que he combatido toda mi vida “no tienes, no eres, no vales” supongo que es el precio que hay que pagar por salirme con la mía. Como dijo el escritor y poeta Barón JERZY LEC, Stanislaw “Todos desean vuestro bien. No dejéis que os lo quiten”.
Pero ¡He! ¡Que no decaiga la fiesta! Si haces siempre lo mismo obtienes los mismos resultados, de ahí los cambios y yo soy un triunfador, no por lo que haya conseguido, ni por como lo haya hecho, sino porque los triunfadores somos más grandes que nuestros problemas (gracias Juan Jesús) Puede que no haya logrado mucho en mi vida, pero nunca le he tenido miedo a enfrentar las cosas y ¡qué demonios! a mi me vale.
Hoy solo cambio un icono mañana quien sabe lo que puedo cambiar.

No hay comentarios: