martes, 16 de marzo de 2010

Cartel de Phantacom


Hoy deseo empezar con lo que debería ser el autentico propósito de este blog, a saber, mostrar mi obra. No sé si alguno de los que lo visitan se ha dado cuenta pero este es el blog de un dibujante donde no se ven sus dibujos. Bueno eso no es cierto, la auto caricatura es mía.
Nunca es tarde si la dicha es buena. No todo lo que enseñare es genial, hay cosas de cuando empezaba así que solicito un pelín de indulgencia.

Comenzare con la primera vez que cogí el Photoshop en mis manos; en su versión 6ª si mal no recuerdo, Ha llovido desde entonces.

Todo empezó cuando un día hice un dibujo de Spiderman que me salió especialmente resultón, estaba solo a lápiz, se lo enseñe a mi amigo Eduardo Serradilla sin ambición de nada, solo por entretenerme y enseñar mi trabajo y me pidió que hiciera un cartel para un evento llamado Phantacom; primeras jornadas de cine fantástico, comic, fantasía y ciencia ficción. No se había hecho en las Palmas nada Parecido a aquello hasta la fecha. No era tan solo una exposición, había proyecciones, debates y otras cosas. Se repartió por varios sitios de la capital y de la isla y fue todo un éxito en especial en San Fernando de Maspalomas.

Bueno volviendo al tema, a aquel Spiderman se le unieron Obi-Wan, R2D2, luego el duende verde que mi, por entonces, desconocimiento absoluto del personaje confundió con el hobgolin un emulador del primero que aparecería mas tarde en las aventuras del amistoso vecino, por eso lleva una capucha violeta. Y por último se incorporo Spawn. La lámina estaba realizada en A3 a lápiz pues aun lo hacía todo a mano, mas quiso la providencia que por aquellas fechas llegara a mi casa el primer PC y tras digitalizar el dibujo experimente por primera vez con el Photoshop. Reconozco que hay cosas que descubrí como el burro de la fabula, por casualidad. Otras las había visto o aprendido viéndolas usar a amigos, pero nunca antes las había experimentado por mí mismo.

Ahora que lo contemplo, con los ojos que da la experiencia, veo infinitud de cosas que se podrían mejorar, pero para un neófito era un trabajo remarcable, y ¡al demonio con la modestia! Recuerdo trabajos parecidos de alumnos míos en los que llegue a parecida conclusión.
En este caso primo el trabajo a mano; en otros posteriores he abusado mucho más del ordenador y es algo que no siempre es bueno, pues en mi opinión personal, se obvia la esencia de la creatividad en el dibujo. El miedo al fallo te hace más precavido, te hace superarte y llegar a niveles de trabajo de excelente resultado. El ordenador me ha vuelto en ese sentido más blando, da igual el resultado, un corta y pega por aquí, un borra y reconstruye por acá y todo solucionado. El show puede continuar. Un fallo a lápiz, o peor, a tinta, te puede hacer repetir todo el trabajo lo que te vuelve extremadamente cuidadoso. Claro que cuando una fecha de entrega te sopla en el cogote que se la pique un pollo a la artesanía, hay que entregar y hacerlo en condiciones, me precio en ese sentido de no haber faltado a una entrega jamás. Solo me he retrasado un par de veces por imponderables pero nunca he dejado trabajo sin hacer. La primera estaba en el hospital y me retrase 2 días pero llego a tiempo a maquetación y la segunda me fallo el ordenador con el trabajo dentro y retrase la entrega 4 horas, aunque técnicamente entregue a tiempo pues era para el día siguiente y lo envié de madrugada.

En este dibujo hay varias curiosidades que se pueden apreciar, alguna como la del duende verde ya la he comentado. Al fondo de Spiderman pueden verse detalles del skyline imaginario y ausente de Nueva York. A la derecha de Spiderman podemos ver las torres gemelas dibujadas antes de su desgracia que no tardaría en suceder. Al otro lado vemos el edificio Baxter que me pareció simpático que apareciera por ser idóneo y porque me gustan los 4 fantásticos, sobretodo Ben Grim, al fondo de Obi-Wan vemos las arenosas construcciones de Tatooine. R2 no solo es uno de mis preferidos si no que sintetiza el otro aspecto de la saga STAR WARS, la tecnología frente a la mística que representa el Jedy.

Tengo maravillosos recuerdos de aquellas jornadas donde no solo hice este cartel con el que me divertí mucho haciéndolo, también participe activamente en ellas y guardo muy gratos momentos. Hasta entonces el comic me gustaba pero nunca había pensado en el aspecto de la difusión. Más tarde me llegaron otras oportunidades de unirme a la causa.

Para mí este cartel marca un antes y un después en muchos aspectos de mi vida. A vosotros tan solo espero que os guste. Y otro día más.

2 comentarios:

eloy dijo...

Hola Juan Pedro:
soy Eloy, el tipo aquel que llegba todas las mañanas a clase de PHP y tal, con una sonrisa y un casco en la mano.

Me alegra saber que sigues obstinado en dibujar, además de regalarnos estos dibujos y retazos de tu vida convertidos, como sólo tú sabes, en palabras.

Sigue así que de los cuerdos estoy harto.

Un abrazo enorme.

JP dijo...

Gracias Eloy; me acuerdo perfectamente de ti o no te tendría en la lista de los que envío mis columnas. Mi madre asegura que el día que nací yo quería quedarme en vez de salir y desde ese día todo a sido llevar la contraria.