jueves, 1 de mayo de 2008

IRON MAN

Por Juan Pedro Rodriguez Marrero






Existen una multitud de personajes MARVEL e incluso de otras editoriales con un carácter muy humano, con conflictos internos y dramas personales que les atormentan pero creo que pocos encumbran el éxito personal del ser humano como Anthony Stark, más conocido como IRON MAN.
Casi toda la cohorte de superhéroes se tropezó un buen día con algo que transformo para siempre sus vidas otorgándoles algún tipo de ‘superdon’ pero ese no es el caso de Tony que de podérsele achacar algún tipo de superpoder seria el de ser súper ingenioso y súper millonario, como Bruce Wayne pero sin trauma de infancia, aunque también huérfano de ambos progenitores.
Sin embargo aunque nació con el don de la habilidad e inteligencia mas allá de lo corriente, su vida transcurría como la de cualquier pollo tarambana rico, consentido, malcriado y millonario; embriagada en lujos y alcohol financiados por la venta de armas, legado de papa, hasta que el destino le abrió los ojos y le obligo a usar sus dones, a cambiar las cosas, en definitiva, a superarse a sí mismo y marcar la diferencia.


Es por ello que IRON MAN es uno de los héroes de la casa de las ideas con el que el público puede sentirse más identificado, porque se trata de un hombre. No hay picadura de araña, ni rayos gamma, ni tratos con el diablo o mutaciones. Tan solo un hombre que hace honor al viejo adagio de "La carne es débil". Sus millones pueden ser un medio de hundimiento o salvación. Pero al final solo hay un hombre y sus circunstancias, y estas son lo suficientemente adversas para que su armadura sea una oda al ingenio y la superación personal. El mensaje es "si yo puedo, tu puedes"

Ahora Hollywood, siguiendo la estela de los superhéroes elije a Robert Downey Jr. para encarnar a Iron Man y su alter ego Tony Stark, un personaje creado por el genial patriarca de la casa de las ideas STAN LEE, quien también desarollaria el argumento de la serie dejando los guiones de la misma en las mas que capaces manos de su hermano; Larry Lieber. El diseño para su primera portada correría por cuenta de Jack "the King" Kirby quien dejaría la responsabilidad artística a cargo de Don Heck
quien también ayudaría con los guiones. Basado en parte en Howard Hughes, Apuesto, rico y glamuroso, pero con un lado humano que le convirtieron enseguida en uno de los héroes más queridos.
Downey parece una elección acertada habida cuenta de ciertos paralelismos entre su personaje y el mismo. Son conocidos sus escarceos con el alcohol y las drogas así como sus líos con la policía de los que ha salido adelante sin hacer que su carrera cinematográfica se resienta excesivamente.
El reparto se completa con otras caras conocidas como Jeff Bridges que encarna al malvado Obadiah Stane o Gwyneth Paltrow que interpreta a la siempre diligente y secretamente enamorada de Tony, Pepper Potts. La tarea de dirigir la versión cinematográfica sobre Iron Man ha recaído en el neoyorquino Jon Favreau ('Elf', 'Zathura, una aventura espacial').

Sin el menor animo de desvelar nada acerca de la trama, por otro lado de sobra conocida por los lectores asiduos de comics, diré que en mi opinión es una estupenda adaptación con cambios entendibles y aceptables. La elección de actores me parece soberbia y su interpretación acertada sobretodo los dos Starks que nos brinda la historia, puedes palpar el cambio interior de personalidad.
Como siempre para los fieles, la película está trufada de guiños solo entendibles por nosotros. Y la ya acostumbrada aparición de “Papa Lee” en esta ocasión mas “EXELSIOR” que nunca. En uno de esos guiños parece intuirse

  1. que habrá secuela y
  2. veremos a Jim Rhodes enfundado en WAR MACHINE (MÁQUINA DE GUERRA).

¿Sera cierto? Habrá que esperar para poder verlo pero hasta entonces harán bien en ir a ver esta. Créanme, está muy bien; como mínimo para entretener, como máximo para extraer lecturas, no hace falta una armadura para ir a verla ni nada, la interpretacion no daña los ojos ni los efectos especiales tampoco, aunque se recomienda leerse antes un par de comics e ignorar a los posibles superfrikis acomodados en la sala (a ellos y a sus comentarios), pero como siempre ustedes tienen la elección, vamos ni que fuesemos de hierro.

El material es propiedad de sus autores y se exhibe con fines divulgativos y sin afán de lucro. El blog y su autor solo se responsabilisan de las opiniones por el expresadas.

No hay comentarios: