sábado, 29 de marzo de 2008

Píntalo de rosa.....

Por: Juan Pedro Rodriguez Marrero

El dicho exacto es Píntalo de rosa y llámalo como quieras; se parece a un montón de dichos aprendidos de mi abuelo y a los que soy tan proclive, como mis allegados pueden atestiguar, y me gustaría decir que este lo era, pero este es mío. No lo oí en ninguna parte, ni lo copie de nadie, simplemente se me ocurrió un día. Significa que las cosas son lo que son y como son y aunque les cambiemos el aspecto, el color, o el nombre, seguirán siendo lo que eran en su origen. Y me gusta aplicarlo especialmente cuando alguien absolutamente obcecado con salirse con la suya se atreve incluso a inventar lo que no sabe para hacer creer que estamos ante un gran experto que domina el tema.

Todo esto viene a colación de una película, 300, para más señas, y más concretamente de una serie de improperios y barbaridades que he tenido que escuchar y leer en prensa, todos ellos relacionados con dicho film.
Empezare diciendo que no soy crítico ni lo pretendo, tan solo me apresto a hablar de algo que conozco aceptablemente bien, y continuare recomendando que se lean el comic que adaptó este relato clásico de Herodoto y que vean la película donde comprobaran como las viñetas cobran vida casi literalmente. En el orden indicado a poder ser y sin menores, es la adaptación de un comic no de dibujos animados; algunos aun no captan la diferencia.


Sobre el comic diré que su artífice, Frank Miller, es un autor con el que mantengo una relación como lector de amor/odio. Me parece magistral su narrativa vigorosa, trepidante y con gancho y su memorable dominio del negro, hasta el punto de poder dibujar en negativo, dejando que el papel haga el trabajo de la tinta y viceversa, así como sus guiones, primos cercanos de la narrativa sin igual de este autor completo. Sin embargo no me convence su dibujo de trazado casi anárquico, ni algún que otro experimento grafico intentado en alguna de sus otras obras como Ronin.
300; por si no lo saben aun, recrea la célebre batalla de las Termopilas, donde el Rey Leónidas de Esparta acompañado de 300 de sus mejores soldados (de ahí el nombre) planto cara a la ambición expansionista del ejercito persa del auto divinizado rey Jerjes.
Para los que abominan los tebeos les diré que se van a alegrar de saber que esta historia tan solo es eso, una buena historia sin demasiado rigor histórico y también aprovecharé para decirles que son tontos por no leer comics. Y pueden cambiar tonto por cualquier otro adjetivo calificativo, pero no están solos en su tontería, lo de algunos es peor pues habiéndolo leído no se han enterado de nada, y claro, después dicen lo que dicen y encima lo hacen en público.
Lo primero fue lo del Gobierno Iraní al declarar que esta película formaba parte de un sistema publicitario Estadounidense anti-Iraní. Pensé que a Miller le debía de estar dando un soponcio de la risa ante tamaña estupidez. 1º porque de serlo habría empezado en la década de los 90 con el comic, que dudo que sea de gran tirada en Irán y si me apuran la fiesta la empezó Herodoto por no decir Leónidas en persona y ninguno de los dos voto a Bush, mayormente por incomparecencia, sin mencionar que George no es lo que se dice un conocedor de la historia clásica. 2º porque Miller no es famoso por su apoyo a las instituciones y menos al gobierno de los USA.
A ver, señores iraníes, que no, que la película va del comic y en el comic se habla de espartanos no de yanquis, ni verdaderos ni figurados. Y sí, los espartanos no fueron famosos por su simpatía y ganas de llevarse bien con el vecindario pero los Persas, a cuyo legado renunciaron ustedes de la forma más chueca cuando se cargaron numerosos yacimientos arqueológicos y otros tesoros para preservarse de la idolatría, la falsa fe, los infieles y ya puestos del hombre del saco, pues eso , que los Persas tampoco eran mancos y se lo pasaban pipa jugando a eso de quien lo tiene más grande, El ejercito por supuesto ¿ en que estaban pensando?

Pero los países de pensamiento radical ya se sabe y además saraos de la misma índole y estupidez se montaron con películas como
La pasión de Cristo que fue tratada de antisemita por la comunidad judía (señores no es por cogerles manía pero fueron ustedes los que se cargaron a Cristo) o con todas y cada una de las que hablaban del descubrimiento del continente Americano que logro rebotar a toda la nación indígena del continente. Más recientemente en el Reino Unido se público, con gran éxito y aceptación del público, bajo el titulo MANGA BIBLE una adaptación de la biblia al popular estilo japonés de contar historias. Para sorpresa general la iglesia no dijo ni mu. ¿Creen que todo acabo felizmente? al acecho se hallaban las cuatro zarigüeyas puritanas de turno que se creen más papistas que el Papa.
Lo que me recuerda el viejo truco de
Cabrea al Vaticano y te quitaran las entradas de las manos. ¿Les suena El código DaVincci? O como un autor mediocre puede hacerse rico sin tener ni puñetera idea de historia, no lo digo yo, lo dice Umberto Eco, Novelista, ensayista, historiador, estudioso y gran lector de comics. Creo que van comprendiendo el dicho del título de este artículo.
Lo de los Iraníes pase, pero después vinieron los sesudos críticos tan ebrios de poder que debieron ver otra película diferente.



He escuchado desde que 300 es una apología fascista, cuando los pobres griegos aun no sabían ni que pepinillos podría ser eso, pasando por Aberración homo fóbica, ya; sus ganas, posiblemente los gay sean los únicos capaces de ir al cine solo para ver un desfile de torsos masculinos, (que aproveche) . En una revista cultural destacaban como lo peor de la película, y cito textualmente: Las muestras de corrupción y degeneración distraen la acción para justificar el fascismo.
Miren; aquí voy a hacer un inciso, pero es que tengo la impresión de que a más de uno se le encoge el esfínter cuando oye hablar del fascismo, y no es que lo defienda pero creo que sin llegar a olvidarlo, cada horror tiene su época y ya es hora de que le demos carpetazo a este. Caray; es como si Hitler o Franco hubieran descubierto el modo de levantarse de la tumba, solo que eso no va a pasar, y ya somos grandes para temer los inexistentes monstruos bajo la cama. Sobre todo teniendo otros mucho más reales ante ella. 4 cabezas rapadas no pueden, por más que quieran, para jolgorio nuestro, sustituir las ambiciones expansionistas de la Alemania nazi. ¿Qué rememoran la mayor locura de Europa? Pues si pero ni son un ejército, ni son un país.


Por el amor de Dios, señoras y señores, solo es un relato Épico, como aquellas historias que nos contaban de pequeños (a mí al menos), cruel, sí, ultra violento pues como todas las guerras y las antiguas mas, pero yendo más lejos habla de un hombre y de un pueblo que se negó a ser esclavizado, y sí orgulloso pero también libre y valiente, para ellos y para cualquiera que empatice con sus cabales razones, había que defender su tierra, su agua, sus cosechas, su cultura, su modo de vida, sus niños y su futuro que ahora es nuestro presente y para ello dieron gustosos sus vidas y solo pidieron a cambio tener eco en la historia, no honores, ni glorias, sino tan solo ser recordados. Si acaso porque con el de Jerjes ya iban dos intentos Persas de conquista y no era descabellado sufrir un tercero, es entonces cuando Leónidas demostraría cuán grande era aun después de muerto, más que cualquier seudo dios viviente con sangre bien humana rezumando en sus venas. Una historia de valor, sin más. Valor del que nuestra sociedad actual parece, y digo parece, carecer, y como en la fabula de la raposa y las uvas, lo que no se alcanza se desprecia.
Existe una necesidad enfermiza por devaluar los talentos y las virtudes de forma que queden a nuestra altura y así nada esté sobre nosotros. Si se tiene valor y patriotismo se es un facha, si no te gustan los carnavales ni disfrazarte de Drag eres un homófobo, si vas a misa y pides por la paz del mundo y no discutes ni las vueltas con el tendero pero crees que además de rezarle a Dios conviene defenderse eres un hipócrita, un santurrón, en tono despectivo, o un meapilas. Si eres de los que se ha dado cuenta de que no podemos albergar tanto inmigrante por pura lógica matemática eres un racista y un xenófobo. Si por el contrario crees en la paz sin armas según las opiniones puedes ser desde un iluso a un fantasma o directamente un imbécil, si lees comic un infantil inmaduro. Y así suma y sigue. Lo empaquetas, lo etiquetas y lo guardas con los otros.
No puedes impedir sentirte impotente ante tanta chaladura, como si intentaras parar el mar con las manos y supongo que no podemos realmente hacer nada salvo cada uno lo que crea correcto. Pero la locura encuentra freno en la lógica, la misma que sienta las bases físicas más elementales, cosas como
todo lo que sube debe bajar, Como sostenía el póster del agente Fox Mulder La verdad está ahí afuera. Es necesario saber que es qué y poder reconocerlo pero la otra cara de la moneda es darlo todo por sentado y en alguna parte del camino, solo y desamparado, se halla el punto intermedio. Supongo que simplemente es así, pero ante tanto empeño en desvirtuar lo obvio sigo prefiriendo decir Píntalo de rosa y llámalo como quieras, irrefutable.



No hay comentarios: